Alimentación actual- 1ª parte

por Karla Zepeda

Si nos ponemos a buscar en la historia de la humanidad el cambio que ha sufrido la alimentación del hombre y hasta la de los animales que el mismo alimenta para después consumirlos, veremos que esto no es tan favorable como se supondría:GanadoCalif-1
Tampoco tenemos que irnos tan atrás, podemos comenzar por buscar información d
esde hace aproximadamente 50 años.

GanadoCalif-2Aquí en estas fotos tomadas en California, Estados Unidos, podemos ver un claro ejemplo de la actual agricultura y ganadería intensiva: animales encerrados en campos sin pasto, alimentados con maíz o soya, que no es su alimentación normal, muy probablemente genéticamente modificado OGM, muy lejos de la imágen que muchos consumidores tienen en mente cuando compran carne o consumen cualquier producto de orígen animal, particularmente en Europa; en Francia por ejemplo (foto de abajo), este tipo de criaderos son ilegales, entre otras razones, ha de ser por el olor tan desagradable que puede sentirse a kilómetros de distancia.

vacasFrancia

El pollo en batería, el salmón y el pescado de granja (criaderos de pescado) también comparten esta realidad. De las hormonas que utilicen en los animales para engordarlos o hacerlos crecer más rápido, medicamentos, alimentos o colorantes que consuman, (como en el salmón, que ahora resulta que el color lo adaptan a la preferencia de los clientes según al país a donde se dirige la venta), químicos empleados durante el proceso de traMedicamentosAnimalesnsformación (particularmente en Estados Unidos), de ciertos pesticidas que en algunos países están prohibidos pero en otros no, por ejemplo en España utilizan unos que en Francia están prohibidos, o en Estados Unidos donde se examina la importación de naranjas de Brasil por utilizar un fungicida prohibido para este país: carbendazima, (o tal vez sea una excusa del proteccionismo, porque si hablamos de pesticidas…); de las condiciones de trabajo de las personas que manipulan los alimentos que usted compra ya empacados en el supermercado, o de la procedencia y manejo (excluyendo la parte visible del establecimiento) de alimentos en los restaurantes de comida rápida, es algo que el consumidor, hasta el momento, no tiene forma de enterarse; aunque algunos ingredientes sí se mencionen en el empaque, a veces con letras tan pequeñas que pareciera que es para quitarle la intención a los pocos consumidores que tienen la precaución de revisar las etiquetas, o mejor dicho, los ingredientes, que es lo que realmente importa.

Hasta ahora se ha fomentado cierta ignorancia respecto a la comida industrializada:

Alimentos transformados y empacados que se venden en el supermercado, los cuales emplean distintos tipos de embalaje, que de igual forma han evolucionado, no siemFlecha2pre positivamente, como los plásticos con bisphenol-A BPA, ftalatos u otras sustancias que no son inocuas (ver video de abajo) y están en contacto con los alimentos y bebidas que después consumimos, o peor si hablamos de algunos de los mismos ingredientes que contienen estos alimentos y bebidas que luego cambian de fórmula, o los sustituyen con otro nombre junto con la campaña publicitaria que va incluida en su lanzamiento: prensa, radio, televisión e internet, para que se grabe muy bien en la mente del consumidor y los prefiera a la hora de poder elegir, o simplemente desaparecen sin el menor comentario. Haga memoria y seguro recuerda algunos.

flecha-9Otros ahí siguen hasta que se compruebe su toxicidad, no se de que manera o por cuanto tiempo, algo así como con los pesticidas, que por un lado, ayudaron a evitar la pérdida de las cosechas y la hambruna en Europa después de la segunda guerra mundial (1939 – 1945), pero por el otro, contaminan la tierra y el mismo alimento, no sólo en Europa y Estados Unidos, sino en muchas otras partes del mundo; estas sustancias perturban el sistema hormonal y favorecen la aparición de cáncer u otras enfermedades.

Lo mismo sucede con el tabaco que aunque no es ni alimento ni bebida aquí lo mencionamos por su relación con la salud, o más bien con la enfermedad, que según datos de la Organización Mundial de la Salud publicados en 2012, cada 6 segundos muere una persona a causa del uso o exposición al humo del tabaco. A pesar de esto, muchos piensan que ellos y sus familiares están exentos de los riesgos que muestran las investigaciones y estadísticas o que quienes están a su alrededor no lo respiran.

RedBull-mercadotecnia

http://es.wikipedia.org

También están a las bebidas energéticas, mismas que en Francia se intentó prohibir su venta, pero no fue así en el resto de la Unión Europea (como podemos ver en la foto tomada en España, que suponemos fue durante la campaña publicitaria ), por lo que se tuvo que dar marcha atrás; o algunos medicamentos de la industria farmacéutica, como el ‘Benfluorex’ comercializado como ‘Mediator’, al que se le atribuyen numerosas muertes y finalmente se retiró del mercado. (ver también: El dilema de los medicamentos).

Con todos estos productos hay mucho dinero de por medio y detrás compañías muy poderosas (por sus beneficios económicos) con abogados en todas partes del mundo, por lo que retirarlos del mercado todavía puede tomar muchos años, o tal vez nunca suceda, o pase como con los cigarros, con los que por lo menos algunas asociaciones tras muchos años de lucha contra las tabacaleras, lograron que se advirtiera sobre sus riesgos en la salud (aunque nunca falta el mediocre pensamiento: “De algo me voy a morir“), principalmente cáncer y enfermedades cardiovasculares, que también son las principales causas de muerte en los países desarrollados, y aun así, todavía falta mucha información sobre los ingredientes de este pasatiempo y su poder adictivo, asunto que tal vez a los gobiernos les resulte menos importante mientras reciban el pago que genera sus impuestos, aunque por supuesto, tampoco nadie nos obliga o impulsa a comprar nada, ese es el trabajo de la mercadotecnia y en la foto del auto tenemos un claro ejemplo.

Alimentación actual- 2ª parte

L’emballage qui tue La envoltura que mata (en francés):

El video en resumen:

flecha-8El químico de la alimentación, Dr. Konrad Grob, calcula que existen alrededor de 5 mil sustancias en las envolturas de los alimentos que migran hacia la comida, posiblemente en cantidades suficientes para ser tóxicas y de las cuales se ignora sus consecuencias en la salud.

Los ftalatos son peligrosos porque actúan como hormonas y modifican el equilibrio hormonal, y hay de que inquietarse, porque luego de un estudio realizado por la Oficina Federal del Medio Ambiente (L’office federal sur l’environnement) sobre 2 mil niños se descubrió que esas sustancias que están el las envolturas se encontraban en el organismo de todos los niños examinados.

Para comprender de donde venían esos ftalatos, se examinaron un gran número de alimentos envasados, entre los cuales se encontraron en alimentos grasos, al igual que en dulces o golosinas y refrescos de cola y hasta en la leche, incluyendo la leche orgánica o bio.

En el Hospital Universitario de Dinamarca, después de más de 20 años se estudian los efectos de estos plastificantes sobre la salud; constatando que actúan en el equilibrio hormonal, imitando las hormonas sexuales femeninas modificando de forma significativa el equilibrio hormonal masculino; al constatar que un gran número de pacientes acudían a examinarse por esterilidad, los investigadores comenzaron a investigar la conexión entre los ftalatos y el aumento de la esterilidad masculina; examinaron 10 mil muestras de espermatozoides y descubrieron que cerca de la mitad de los hombres examinados producían muy poca cantidad de espermatozoides o espermatozoides muy lentos para poder procrear de forma natural. El número de hombres estériles aumenta continuamente en Europa, por lo tanto estos venenos nos perjudican antes del nacimiento.

El Dr. Niels Jorgensen, andrólogo de la Clínica Universitaria de Copenhague comenta que ciertos ftalatos y otras sustancias son ingeridos por las mujeres embarazadas y una vez en su organismo, pasan al feto donde impiden el desarrollo adecuado de los testículos y se observa atrofia testicular que será responsable del número reducido de espermatozoides; por lo que los ftalatos son particularmente peligrosos para los niños y las mujeres en edad de procrear.

La Oficina Federal del Medio Ambiente ha encontrado en la Nutella una fuerte concentración de DEHP, el ftalato más peligroso de todos; la empresa Ferrero que produce este producto ha llevado a cabo análisis constatando la presencia del plastificante, pero según en cantidades inofensivas, según Ferrero, habría que consumir enormemente de Nutella para intoxicarse realmente (desde que me acuerdo, dijeron lo mismo con los edulcorantes no calóricos, al igual que con los pesticidas, etc.), sin embargo los especialistas son formales, el DEHP puede convertir a la gente estéril, es por esta razón que se ha prohibido su uso en la industria de los juguetes, pero porque más allá de los juguetes esta sustancia no se ha prohibido en todas las envolturas?, misterio…. Otra investigación realizada por la Oficina Federal del Medio Ambiente, ha por lo tanto mostrado los resultados alarmantes, 600 niños fueron examinados y se encontraron trazas de DEHP en el cuerpo de cada uno de ellos.

La Doctora en toxicología Marike Kolossa-Gehring menciona que hay que prohibirlos absolutamente porque en todos los niños examinados en Alemania se encontraron trazas de 5 ftalatos, dicho de otra forma, estos ftalatos se encuentran presentes en el cuerpo de todos estos niños y al menos en 20% de ellos ciertos de estos ftalatos se encuentran en cantidades toxicas, y si se considera que los efectos de diferentes ftalatos pueden adicionarse, podría ser que no menos de 90% absorben más de ftalatos que se considera razonable.

Por lo tanto todos tenemos peligrosos ftalatos en el cuerpo, y a pesar de esto, el parlamento Europeo tiene problemas en hacer prohibir estas sustancias  y porque los políticos no son generalmente expertos en química o en toxicología, ha sido creada una administración especial para regular la utilización de estas sustancias dudosas; la ECHA (Agencia Europea de Productos Químicos); pero ahora imagínese en que todos se pongan de acuerdo con diferentes culturas, diferentes idiomas, y además del lobby.

 

Share